No me pises, que llevo chanclas… demasiado tiempo

No me pises, que llevo chanclas… demasiado tiempo

Llegan las vacaciones y aparcamos los tacones, al menos durante la mayor parte del día. La playa o los días de descanso en el campo invitan a un calzado veraniego, más fresco y cómodo en general, pero que puede darnos algunos problemas si no tenemos cuidado.

Qué gusto quitarse el zapato cerrado, ¿verdad? Pero ojo. El podólogo de Ribera Salud en el Hospital Universitario de Torrejón, Carlos Perucha, nos recuerda que “el uso excesivo de chanclas y sandalias es el origen de muchas consultas con casos de fascitis plantar y tendinopatías del tendón de Aquiles, sobre todo porque este tipo de calzado suele ser demasiado plano y no lleva sujeción a nivel del tobillo.

más en Blog de Salud de Ribera Salud.